domingo, 20 de septiembre de 2015

Lasagna o lasaña de berenjena


Como ya habréis notado me encanta Isabel Allende y me divierte muchísimo sus conocimientos en alimentos afrodisíacos. Si lees un poco sobre ello podrás comprobar que prácticamente todos lo son.
Pero donde comparto al cién por cién la opinión de la Sra. Allende es en que:

“No sé cómo será con los hombres,
pero con las mujeres
no hay afrodisíaco que valga
sin el ingrediente indispensable de la simpatía que,
llevado a la perfección,
es amor.”
Isabel Allende (1997)



Dicen lenguas de doble filo, que la berenjena viene de la India y que fueron los árabes los que la introdujeron en España durante su invasión. No podría estar más agradecida, me encanta esta hortaliza.


En Turquía existe una receta clásica llamada Imam Bayildi, cuyo origen, dice la leyenda que se remonta a un imam, que cayó desvanecido de placer cuando su concubina le sirvió este plato compuesto de berenjena. ¡Habrá que probarlo!

Para preparar el ambiente y que no sirva de precedente, no vamos a escoger ningún vino, ya que tanto la berenjena, como la alcachofa, el apio y los espárragos no maridan nada bien con el zumo fermentado de uva. ¡Así que, yo propongo un coctelcito!

¿Por qué no cocinamos hoy con Joäo Gilberto y su “Wonderful”? Pues vamos a por ello, ¡esta receta es superfácil!


  Ingredientes para 6 personas:

2 Berenjenas grandes
4 bolas de mozzarella de búfala
4-5 Tomates grandes
Albahaca
Pimienta
Sal

                                                 
                   


                                                                       



                                                                         Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es cortar las berenjenas en medallones de un centímetro de grosor. Después las salaremos con sal gruesa por la cara que vamos a dejar boca abajo y las colocamos unas encima de otras, dentro de una fuente. Esto lo haremos siempre que preparemos berenjenas, para quitarles el amargor.


Mientras dejamos reposar con la sal durante, al menos media hora, iremos lavando y cortando el tomate y la mozzarella.
Transcurrida esa media hora, eliminaremos el líquido que la berenjena ha soltado, la lavaremos para quitarle la sal y la secaremos con un paño de cocina.
Haremos las berenjenas al grill y separaremos.


Ahora empieza la construcción de la lasagna:

En una fuente de horno con papel, colocaremos unos nueve (por si alguien quiere repetir) medallones de berenjena, 
a continuación rodaja de tomate con pizca de sal,
rodaja de mozarella y hoja de albahaca.
De nuevo repetimos ese orden en un segundo piso
berenjena…
tomate con sal…
y mozzarella










Ya están construidas las 9 lasañas que nos han salido. Las metemos en el horno, previamente calentado a 200º C con el grill encendido y esperamos a que la mozzarella se gratine. 


Una vez esté dorada a nuestro gusto, se sacan del horno, se coloca la última hoja de albahaca a cada una y se sirven inmediatamente. Ya me contaréis como os ha salido. ¡Quiero foto!

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¿Ya lo has intentado queridísima Inés?

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. No se publicó en su momento mi respuesta. ¿Ya lo has probado?

      Eliminar
  3. Hoy las voy a probar, en lugar de mozarella, que no tengo, voy a usar otro tipo de queso. Muchas gracias por tu receta
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.